Undercover y The Soloist clausuran Pitti Uomo

Cuando los dos diseñadores japoneses más interesantes del momento se encuentran en el salón florentino Pitti Uomo, sólo puede dar buenos resultados.  Jun Takahashi, creador de Undercover, y Takahiro Miyashita, con su firma Takahiromiyashita The Soloist, invitados de honor a la 93 edición del salón masculino de esta temporada, no decepcionaron a nadie.


Los primeros looks del desfile de Undercover - Pitti Immagine

Cada uno a su manera, los creadores ofrecieron su visión del diseñador del futuro. Un futuro próximo, inspirador e inquietante, tal y como resume el título de la canción del grupo estadounidense Nine Inch Nails "The day the world went away" (el día que el mundo se fue), estampado sobre capas impermeables de color naranja presentadas al final de la sombría colección de The Soloist.

Los dos japoneses, que presentaron sus colecciones uno después del otro en la Estación Leopolda (donde los modelos aparecían y se evaporaban en la oscuridad por los extremos de una pasarela interminable) no  habían hablado previamente. Pero los dos compartieron los mismos temas principales: el futuro, la vida o supervivencia en el espacio o en un mundo contaminado, la necesidad imperiosa de protegerse con monos, guantes, capas, cascos y otro tipo de máscaras.

Grandes impermeables de nylon y vinilo con botas gruesas (con la inscripción "disorder" a la izquierda y "order" a la derecha) y guantes de trabajo de goma en el caso de Jun Takahashi. Sobrepantalones y espinilleras de piel o tejidos étnicos con capuchas y pasamontañas de moteros que solo dejan ver los ojos en el desfile de Takahiro Miyashita.


Los exploradores de The Soloist - Pitti Immagine

Otro punto en común fue la falda. El primero propuso al inicio del desfile una serie de faldas largas y plisadas a modo de kilt maxi. El segundo utilizó grandes bufandas de flecos o edredones acolchados enrollados sobre los pantalones.

Undercover se inspiró en '2001, una odisea en el espacio', recuperando varias imágenes emblemáticas de la película de Stanley Kubrick y estampándolas sobre abrigos o camisetas, así como otros motivos tecnológicos, curvas o cifras que adornaban las prendas, con mensajes tipo "Human Error" o "Computer malfunction".

Tiras de charol a modo de bandas reflectantes decoraban abrigos e impermeables con colores llamativos como el amarillo o el rojo. Guantes y gorros de tonos vivos (verde, turquesa, rojo, etc.).


Impermeables arrugados de astronauta todoterreno de Undercover - Pitti Immagine

Ausencia de color en cambio, a excepción del naranja de las mantas de supervivencia, en la colección de The Soloist, totalmente en tonos negros (cuero) y blancos (el nylon de los plumíferos, el algodón) mezclados con tejidos tradicionales masculinos - como tweed, príncipe de Gales, pata de gallo, etc. - utilizados aquí y allá en trajes desestructurados, sistemáticamente recompuestos a través de un juego de gomas y correas y recubiertos de prendas de protección.

Como un explorador moderno, el hombre que imagina Takahiro Miyashita no sale jamás sin una prenda de seguridad colgada a la espalda o atada a la cintura, camuflada por todo tipo de capas indumentarias y ceñidas con correas y otro tipo de sujeciones.

Al final del desfile, con el torso desnudo, los modelos con faldas largas plisadas de color blanco de Jun Takahashi se cruzaron con los modelos de su álter ego en pantalón y chaqueta de cuero negro. Todos con un brazalete en el que se podía leer, de nuevo, order/disorder. Como si la esperanza residiera en este frágil equilibrio entre el orden y el caos.
 

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - Prêt-à-porterLujo - OtroCosméticaDesfiles